La Gran Barrera de Coral de Australia, uno de los ecosistemas más complejos y variados del mundo, se está viendo afectada por un fenómeno climático del cual somos responsables y nos afecta a todos, el calentamiento global.

La gran Barrera de Coral es patrimonio de la humanidad UNESCO, por lo que nos pertenece y hace a todos responsables de su cuidado.

Debido al calentamiento de los mares, en el Parque Nacional Isla Lagarto se empieza a evidenciar la pérdida de color del arrecife de coral más grande del mundo, el cual se está tornando pálido, significando el deterioro y la muerte de este.

La pérdida de este arrecife no solo es preocupante por su majestuosidad, belleza y tamaño, sino porque la Gran Barrera de Coral es hogar de 1.800 especies de peces y tiburones, además de 400 tipos de corales.

Se estima que el 95% de la zona norte del arrecife ya se encuentra afectada por el aumento de temperatura en los océanos.

El cambio climático es una realidad que nos involucra a todos, somos responsables pero también tenemos en nuestras manos el poder de cambiar y trabajar por el medio ambiente desde nuestros hogares. Con buenos hábitos como reciclar, cuidar el agua y ahorrar energía podemos empezar a quitarle peso al planeta. La Gran Barrera de Coral es solo una muestra de todo lo que puede pasar si no nos comprometemos a tiempo.

Fuente: http://rsnoticias.com/noticias/item/3304-la-muerte-lenta-de-la-gran-barrera-de-coral.html