TRANSPORTE SOSTENIBLE

La estrategia de transporte sostenible está enfocada en la disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero directas, generadas por el desplazamiento de nuestros vehículos. Así, hemos cambiado parte de nuestra flota por vehículos eléctricos y optamos por tecnologías más eficientes en el consumo de combustibles. Igualmente, promovemos las buenas prácticas de conducción y ratificamos nuestro compromiso con la compensación de estas emisiones generadas.

Conscientes de la problemática que afronta el mundo por el cambio climático y los impactos generados por nuestra Operación Logística, hemos decidido continuar el camino hacia una cadena de suministro sostenible que propicie una gestión responsable de la huella de carbono. La huella de carbono se define como el conjunto de emisiones de gases de efecto invernadero producidas directa o indirectamente por personas, organizaciones, productos, eventos o regiones geográficas en términos de CO2 equivalentes.

Desde el 2010 el Grupo TCC realiza el cálculo de las emisiones de gases efecto invernadero como primer acercamiento a la gestión en cambio climático, lo que ha permitido establecer metas de reducción y estrategias para lograrlo.

Resultados de Huella

Con respecto a la línea base 2018, en 2019 para la UEN Courier, disminuimos el indicador de gramosCO2/km en un 13%. Este resultado se debe principalmente a las mejoras de renovación en la flota de vehículos propios y en el rendimiento de combustible tanto en acarreo local como en ruta nacional.

Compensamos Nuestras Emisiones

Somos conscientes que nuestro impacto ambiental más significativo es la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera por el consumo de combustible, por esto, hemos trascendido en nuestro compromiso de disminución de la Huella de Carbono, compensando estas emisiones a través de la compra de bonos de carbono.

 

En el 2019, mediante los proyectos “Reforestación comercial en Meta ” y “Reforestadora Caracolí ”, validados y verificados por ICONTEC, compensamos 3.424 ton CO2, que corresponde al 15% del total de la huella de carbono corporativa para el año 2019.

A través de las siguientes estrategias nos sumamos a los retos globales para minimizar los efectos del cambio climático:

 

 

Uso de bicicletas para el transporte

A nivel nacional contamos con 46 bicicletas para el transporte de mercancía, contribuyendo con esto a la reducción de las emisiones de CO2 y a la movilidad de las ciudades.

Montacargas eléctricos

Nuestra operación ahora cuenta con seis montacargas eléctricos, los cuales reemplazaron montacargas que operaban a gasolina y GLP*, logrando con esto disminuir las emisiones de gases efecto invernadero en un 28,99%.
* Gas licuado de petróleo.

Vehículos eléctricos

Como parte de la estrategia de transporte sostenible, incorporamos a nuestra flota 16 vehículos eléctricos, 12 en Medellín y 4 en Bogotá. El uso de estos vehículos ha logrado una eficiencia del 88,8% en las emisiones de gases efecto invernadero por kilómetro recorrido.

Vehículos convertidos a gas

Convertimos algunos vehículos de reparto local con motor de combustión diésel a motor de combustión a gas natural vehicular, lo que ha permitido reducir en un 50% el ruido, 58,99% en la generación de toneladas de CO2e, un 100% en la emisión de material particulado y un 66% en la generación de aceite usado.

Vehículos más eficientes 

En Medellín reemplazamos el 70% de vehículos de vieja tecnología por vehículos 0 kilómetros. A nivel nacional, hemos enviado a chatarrización varios vehículos de nuestra flota entre tracto camiones y furgones, los cuales fueron remplazados por vehículos de inyección electrónica que reducen un 15% el consumo de combustible.

Programa profesionalización de conductores

Orientado a sensibilizar y formar a nuestros conductores frente a su compromiso consigo mismo, con la comunidad y el medio ambiente, mediante un sistema de medición de variables como rendimiento de combustible y buenas prácticas de conducción. Nuestras buenas prácticas de conducción favorecen la vida útil del vehículo, la seguridad del conductor y contribuyen a la disminución de la huella de carbono. Promovemos comportamientos adecuados en el proceso de conducción tales como frenadas bruscas, aceleradas, ralentí (*) excesivo y excesos de velocidad.

(*) Ralentí: Permite medir el tiempo que el vehículo permanece encendido con velocidad 0 y RPM mínimas. Impacta el consumo del ACPM y el desgaste prematuro de algunas piezas del motor.

Plan de Movilidad Sostenible “Súmate a la ruta”

En Medellín, a comienzos de 2019 fue aprobado nuestro Plan de Movilidad Sostenible, para todos los colaboradores llamado Súmate a la Ruta, que promueve el uso de medios de transporte y prácticas de movilidad más amigables con el medio ambiente con el fin de mejorar la calidad del aire y contribuir a la movilidad en Medellín. Algunas estrategias consignadas en el plan son: fomento del uso de la bicicleta, promoción del uso del transporte público, instalación de bici-parqueaderos, promoción del uso de carro, moto o taxi compartidos dentro de la organización, realización de talleres de sensibilización y creación de hábitos de movilidad sostenible con diferentes áreas de la organización.