En la práctica y regulación del comercio exterior existe una operación denominada clasificación arancelaria, la cual consiste en la asignación de un código a todo producto tangible y ciertos productos intangibles (como licencias y energía eléctrica), susceptible de comercio internacional. Además, permite caracterizar los artículos en un sistema de descripción y codificación llamado nomenclatura, es decir, cada producto tiene un código único del cual se obtiene una subpartida y dependiendo de esta clasificación, se indica el arancel a pagar por su importación.

Es importante tener presente, que esta clasificación se debe realizar de acuerdo con las características técnicas de cada producto, como son: composición, uso, función, grado de elaboración, entre otros y no guiándose por la columna derecha del gravamen. Ya que la Aduana se fija en las características particulares de cada producto para determinar si la nomenclatura es correcta o no. Una incorrecta clasificación arancelaria puede tener serias consecuencias como, por ejemplo, caer en contrabando al evadir el pago de impuestos.

Desde la UEN Carga Internacional del Grupo Logístico TCC, buscamos capacitar a los importadores sobre la clasificación arancelaria, generando conocimiento en ellos para fortalecer la formación en temas que ayuden a su crecimiento profesional, logrando así adquirir la destreza necesaria para clasificar los productos en el arancel de cualquier país.

Para conocer más información sobre el proceso de clasificación arancelaria, lo invitamos a descargar el documento ¿Cómo se clasifica un producto de importación?, allí encontrará aspectos básicos que se deben tener en cuenta a la hora de identificar la partida arancelaria de su producto, las reglas de clasificación arancelaria, categorización de un producto de importación, y finalmente las consideraciones y sugerencias a la hora de clasificar el producto.

DESCARGUE GUÍA DE CLASIFICACIÓN ARANCELARIA