Logística sostenible

Logística Sostenibile

Conscientes de la problemática que afronta el mundo por el cambio climático y los impactos generados por nuestros procesos logísticos, hemos decidido continuar el camino hacia una cadena de suministro sostenible que propicie una gestión responsable de la huella de carbono. A través de diversas estrategias nos sumamos a los retos globales para minimizar los efectos del cambio climático.

Desde el 2010 el Grupo TCC realiza el cálculo de las emisiones de gases efecto invernadero como primer acercamiento a la gestión en cambio climático, lo que ha permitido establecer metas de reducción y estrategias para lograrlo.

Resultados de Huella: con la implementación de diferentes estrategias hemos logrado de 2010 a 2016 una disminución del 20,35%, aportando en la reducción en las emisiones de CO2e.

Algunas de estas estrategias son:

  • Uso de bicicletas para el transporte: en la regional Bogotá contamos con 38 bicicletas para el transporte de mercancía, contribuyendo con esto a la reducción de las emisiones de CO2e y a la movilidad de la ciudad.
  • Montacargas eléctricos: nuestra operación ahora cuenta con seis montacargas eléctricos, los cuales reemplazaron montacargas que operaban a gasolina y GLP (*), logrando con esto disminuir las emisiones de gases efecto invernadero en un 28,99%.

(*) Gas licuado de petróleo

  • Vehículos eléctricos: como parte de la estrategia de transporte sostenible, incorporamos a nuestra flota 4 vehículos eléctricos. El uso de estos vehículos ha logrado una eficiencia del 88,8% en las emisiones de gases efecto invernadero por kilómetro recorrido.
  • Vehículos convertidos a gas: convertimos 20 vehículos de reparto local con motor de combustión diésel a motor de combustión a gas natural vehicular, lo que ha permitido reducir en un 50% el ruido, 58,99% en la generación de toneladas de CO2e, un 100% en la emisión de material particulado y un 66% en la generación de aceite usado.
  • Vehículos más eficientes (Vehículos de inyección electrónica): hemos enviado a chatarrización 171 vehículos entre tracto camiones y furgones, los cuales fueron remplazados por vehículos de inyección electrónica que reducen un 15% el consumo de combustible.
  • Uso de aceite sintético: implementamos la utilización de aceites sintéticos reduciendo un 66% la generación de aceite usado y 25% en el consumo de filtros de aceite.
  • Remolques (vanes) amigables con el medio ambiente: incorporamos a nuestra flota 40 nuevos vanes (remolques) de última generación con una inversión de $5.200 millones. Con ellos ampliamos la capacidad de carga, disminuimos el consumo de combustible e insumos como llantas y frenos, además redujimos el número de viajes diarios dejando de emitir 650 Ton CO2e en 2016.
  • Programa profesionalización de conductores: orientado a sensibilizar y formar a nuestros conductores frente a su compromiso consigo mismo, con la comunidad y el medio ambiente, mediante un sistema de medición de variables como rendimiento de combustible y buenas prácticas de conducción. Nuestras buenas prácticas de conducción favorecen la vida útil del vehículo, la seguridad del conductor y contribuyen a la disminución de la huella de carbono. Promovemos comportamientos adecuados en el proceso de conducción tales como frenadas bruscas, aceleradas, ralentí (*) excesivo y excesos de velocidad.

(*) Ralentí: Permite medir el tiempo que el vehículo permanece encendido con velocidad 0 y RPM mínimas. Impacta el consumo del ACPM y el desgaste prematuro de algunas piezas del motor.

Espera...

Un momento por favor, procesando tu información.
Ingreso de Usuarios
Registrarse ǀ Recordar Contraseña
`