El pago contra entrega es uno de los métodos de pago más utilizados por la mayoría de los sitios de comercio electrónico en todo el mundo. Se trata de un sistema fácil y seguro para cerrar una transacción en efectivo al momento de recibir un pedido.

Una de las principales limitaciones de los clientes que deciden optar por el comercio electrónico es que desconfían al momento de ingresar sus datos personales, especialmente los de la tarjeta de crédito o débito. Sin embargo, con el pago contra entrega el comprador garantiza la autenticidad y el buen estado de su paquete ante de pagarlo.

¿Cómo funcionan los pagos contra entrega en el comercio electrónico?

En la mayoría de los casos, los pagos contra entrega se realizan de la misma manera, es decir, el cliente genera una compra de algún producto de su preferencia, luego selecciona el método de pago e ingresa la dirección de destino. Una vez que llega el pedido -en el tiempo estipulado- el cliente paga en efectivo. Usualmente, este método está habilitado hasta ciertos montos pues puede llegar a ser muy engorroso y peligroso que quién entregue la orden se lleve altas sumas de dinero.  

Para realizar el pago contra entrega con efectividad, tiene que tratarse de un producto físico que pueda ser enviado a través de operador logístico como TCC. En este sentido, los servicios quedan excluidos de este método de pago. Asimismo, es necesario que el cliente reciba el pedido en la dirección de destino que indicó para la facturación y esta debe estar confirmada para evitar errores o pérdidas del paquete.

Si el comprador no se encuentra al momento de la entrega, la empresa logística hará uno o dos intentos adicionales. Sin embargo, otra persona que sea mayor de edad puede recibir el pedido, para ello solo deberá tener a la mano una identificación oficial y el dinero exacto. Esto último es sumamente importante, pues los Auxiliares logísticos, también conocidos como mensajeros no suelen contar con cambio para devolver la diferencia.

El efectivo debe contemplar los gastos de IVA (Impuesto sobre el valor agregado), el costo del producto y monto por la entrega a destino que será estipulado en la página al momento de confirmar el pedido. En cuanto a la entrega, hay algunas localidades o ciudades a las cuales es difícil acceder; por ello, si al ingresar la dirección aparece un mensaje de error, esto significa que la empresa probablemente tuvo inconvenientes en llegar a esas zonas.

Ventajas de usar los pagos contra entrega:

  • Fidelización de clientes: con este método de pago es más sencillo ganar la confianza en el sitio, pues como se mencionó anteriormente la mayoría de los clientes temen sufrir de extorsiones o estafas al colocar sus datos bancarios. Este es en definitiva uno de los principales impedimentos para que los usuarios realicen sus transacciones vía web.
  • Ahorro de tiempo y dinero: esta alternativa supone ahorro de tiempo pues el cliente no necesitará recorrer varios locales comerciales para conseguir lo que busca y comparar los precios. Al contrario, tendrá la facilidad de adquirir todo al mejor precio y en la comodidad de su hogar.
  • Mayor cobertura, más clientes: Los pagos contra entrega están disponibles en muchas ciudades de Colombia, la cobertura de casi todas las regiones a nivel nacional hace que muchas más personas pueden ingresar al portal web y pedir sus productos con la confiabilidad de que lo recibirán en poco tiempo.
  • Promociones y ofertas: es común que en algunos sitios de comercio electrónico les ofrezcan a sus clientes descuentos sobre productos a través del método de pago contra entrega. Por esta razón, se deben aprovechar las temporadas de campañas para realizar las compras necesarias.

Es importante tener presente que para hacer efectivo el pago contra entrega, en ocasiones puede presentarse una comisión adicional por los gastos de envío. Asimismo, las empresas que se dedican a comercializar productos por Internet deben contar con un grupo solido de logística para asegurarse que se trata de un cliente real y no de un fraude.

En todo caso, los pagos contra entrega son una gran alternativa para esos clientes que cuenta con poca experiencia de compra online. No cabe duda que con la información y la orientación adecuada puede ser un medio factible para que el comercio electrónico crezca mucho más en el país.